Logotipo SCA Nuestra Señora del Pilar
Si es socio, para ver todas las noticias, acceda con su usuario y contraseña.
Fecha: Lunes 21 de de 2022

Más de 10.000 personas procedentes de Jaén han participado en la gran manifestación del mundo del campo que ha tenido lugar hoy en Madrid para protestar por la política agraria (PAC) del Gobierno y por el encarecimiento de los costes de producción. Gran parte de los participantes jienenses representaba a las cooperativas agroalimentarias, organización que ha mostrado su satisfacción por la concurrencia de una de las mayores movilizaciones del sector de la historia.

 

'No recuerdo otra con tantos participantes. La respuesta ha sido espectacular”, ha expuesto en este sentido el presidente de la sectorial del Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, Cristóbal Gallego, que ha resaltado el civismo con el que la multitudinaria manifestación ha expresado su hartazgo con la gestión del Ministerio de Agricultura y del Gobierno en general.

 

Por su parte, el gerente de Cooperativas Agro-alimentarias en Jaén, Antonio Guzmán, ha enumerado las causas que han motivado la manifestación. Las dos principales, ha aclarado, son el rechazo a la Política Agraria Común que propone el ministro de Agricultura, Luis Planas, y la exigencia de medidas para reducir los costes de los carburantes y del consumo energético.

 

La adaptación de la reforma laboral a la realidad de la actividad agraria y la necesidad de realizar infraestructuras en materia hídrica para que el campo cuente con agua en épocas de sequía son otras de las reivindicaciones jienenses, ha añadido Antonio Guzmán, para quien el sector productor sale reforzado de la manifestación.

 

También lo cree, Cristóbal Gallego quien ha coincidido en definir la manifestación como un clamor del ámbito agrario contra la puesta en práctica de políticas perjudiciales para el campo, así como contra la subida constante de los precios. En este sentido, el presidente de la sectorial ha expresado que la energía eléctrica ha incrementado un 150 % el coste de producción de las cooperativas.

  

El Tiempo