Logotipo SCA Nuestra Señora del Pilar
Si es socio, para ver todas las noticias, acceda con su usuario y contraseña.
Fecha: Miercoles 7 de noviembre de 2018

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, acompañado del delegado territorial de Agricultura y Desarrollo Rural de Jaén Juan Balbín, ha visitado en Villacarrillo (Jaén) las instalaciones de la cooperativa olivarera Nuestra Señora del Pilar, con más de 1.700 socios de 18 términos municipales ubicados en las comarcas del Condado, la Loma de Úbeda y Sierra de Cazorla, Segura y las Villas. Esta empresa, que forma parte, junto a otras quince, de la cooperativa de segundo grado Jaencoop y comercializa aceite envasado bajo la marca de Cazorliva y Prólogo, cuenta con una superficie de casi 14.000 hectáreas de olivar y más de 1,5 millones de olivos.

 

En su visita el consejero estuvo acompañado de miembros de la corporación local del ayuntamiento de Villacarrillo, encabezados por su alcalde Francisco Miralles y fue recibido por miembros del consejo rector de la cooperativa, de Jaencoop y responsables de las otras dos cooperativas de la localidad, Nuestra Señora del Rosario y Cristo de la Veracruz.

 

El consejero pudo conocer de primera mano las instalaciones de la cooperativa, la de mayor dimensión del mundo, y su proceso productivo y de trazabilidad como garantía de su producción hacia el consumidor. Rodrigo manifestó su grata sorpresa al conocer las instalaciones, manifestando su reconocimiento a los miembros del consejo rector y a sus socios por el buen hacer de la cooperativa.

 

También el consejero visitó las instalaciones de Jaencoop, donde conoció el control de calidad que se realiza a la producción de las 16 empresa asociadas al grupo y el código QR que se localiza en la botellas de aceite AOVE comercializadas, que indica la trazabilidad del producto desde las parcelas del productor hasta la botella y donde se certifica y se da autenticidad, por medio de analíticas de el laboratorio propio y uno reconocido por el COI.

 

Para terminar la visita, el consejero se traslado a las instalaciones de San Miguel Arcángel, secadero y extractora de Orujo, donde Sanchez Haro, pudo comprobar como se elimina los resto de productos procedente de las almazaras, produciendo energía de una manera sostenible medioambientalmente. También se le indico los problemas que tenemos los productores de la zona para poder desarrollar nuevos proyectos de Biomasa por la falta de líneas eléctricas con capacidad para la evacuación, a lo que en consejero mostró su sensibilidad.

     

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

 

 

 

El Tiempo